VIDEOS

Loading...

lunes, 26 de junio de 2017

Cuanto Todo Termina Todo Está Por Empezar




Todo está por empezar,
 todos los rosarios descansan en mi mano,
mi garganta irritada entonará de nuevo
 el himno al sombrero de tres picos,
no hay por qué descartar ninguna apuesta  
y no seré yo quien ponga el cascabel al gato, 
que lo ratones se preocupen de sí mismos,
ahora,  veamos el recuento de  la votación.

Los relojes de cuco que adornan las paredes del senado dieron las diez
cuando los parlamentarios colgaban sus bolsos de Prada en sus roperos,
de inmediato, pasaron a debatir  el cambio de hora en el solsticio de verano,
un cuarteto de cuerda ameniza la velada de las reales neuronas de sus señorías,
cuando sin previo aviso, el subalterno del rey pidió el cambio de tercio
y al tiempo se oyeron redobles de tambor, es la hora de comer.

Un hidroavión ameriza en el jacuzzi del clérigo “mano barata”,
en el desierto de Dubái y sobre sus mares de petróleo
el ungido de uñas de cobre hizo carrera con sus buen olfato de zahorí,
su voto en el congreso está a favor de la castración, por tanto,
ya pueden empezar a correr los adictos al poder.

El mono de la jaula ha escapado y no seré quien lo atrape,
veamos hasta donde nos lleva, quien no sepa leer que no lea,
el capellán del  refectorio con pantalón de campana llama a vísperas,
alguien puso en el facistol del mancebo de la botica un ejemplar del libro de Enóc
y sospecho que todos ayunaremos  mucho este año,
para más señas bisiesto, y esto,
dicen los enólogos del vino de misa mayor que no pinta nada bien.
***
**
*







sábado, 24 de junio de 2017

Algo Que No Terminamos De Entender


El azul del cielo se derrite entre espasmos de calor,
las nubes son campanas huecas
tañendo al dolor de una tierra reseca,
simple ceniza en un cenicero
donde el poeta quemó sus versos,
el sol es la boca del dragón
escribiendo en el viento con un abecedario nuevo
algo que no terminamos de entender;
los tiempos están cambiando”,
y no precisamente para bien.
***
**
*

viernes, 23 de junio de 2017

Mundo Defectuoso


Abrazado a las últimas luces de la tarde
aquel semáforo en rojo
me cortaba el paso a la calle dónde vivimos,
con ese ojo encendido que antaño
miraba al balcón dónde nosotros hicimos descanso
de un mundo defectuoso,
lejos de nuestro portal pasaban los trenes
bufando con sus herraduras de hierro
y nunca pensé tener que querellarme con uno de ellos
por llevarse la lluvia y dejarme el barro,
nunca me imaginé vestido de otoño
barriendo tus besos marchitos del suelo,
arrodillado ante el silencio y suplicando
 que aquel semáforo cambiara pronto a verde
para alejarme cuanto antes de allí.
***
**
*


miércoles, 21 de junio de 2017

La Serpiente Nunca Mira Al Cielo


Sobran los años en un cuenco vacío,
ese caldo es sopa de tiburones vegetarianos
ataviados con escafandra de astronauta
para alguien que sufre de vértigo
y masticar tabaco fue una premisa incuestionable
para que los pioneros en tierras Americanas
no tuvieran miedo, es un hecho,
¿por qué digo esto?, aún lo sé,
seguiré escribiendo hasta que se me ocurra algo;

La serpiente nunca mira al cielo,
ese fue su castigo por dormir a la princesa con un beso
y amputar un dedo al señor de los anillos,
duerme y sueña en los desiertos
entre dunas esculpidas con viento y arena,
de todos es sabido que los copos de nieve son blancos
pero los ojos rasgados de la serpiente
no distingue lo colores, entonces;
¿por qué no hay reptiles en la Antártida?
quizá sea alérgica al frío y eligió el paraíso
para sus desmanes y fechorías.

Pobre Eva,
primera protagonista de un cuento con final triste,
primera víctima de la soledad,
desterrada a un lugar roto por el tiempo
y a navegar por un mar sin muros
por los que poder escapar de su castigo,
ellos dijeron que sus hijos merecían morir,
y así fue, así es y así será.
***
**
*





jueves, 15 de junio de 2017

Tan Frágil y Violada



Y mientras tú ahí,
con el mundo por montera,
interpretando tu papel de mariposa
cuando por debajo de tus hábitos de virgen
asoman patas de tarántula,
danzando con tu lengua alrededor de las palabras
sin nada que ofrecer después de la madrugada,
sombra envenenada,
cuando el silencio me revele sus secretos
y el sonido me preste sus alas
tal vez me arranque los abrazos de mi pecho
y como alma que lleva el diablo salga a buscarte,
¿quién eres?, tú, tan frágil y violada
que besas las nubes con tus sueños
mientras te arrastras por debajo de la carne
del encantador de serpientes.
***
**
*