VIDEOS

Loading...

sábado, 11 de febrero de 2017

Ojos En Ruinas



Sobreviví a la noche,
a su cuchillo de plata,
a las esquirlas de cristal de sus  estrellas fugaces,
al hambre voraz de los que se alimentan de almas,
sobreviví a sus ojos en ruinas,
al abrazo de la ortiga,
a las ruinas de los castillos de naipes
derribados por el soplo del diablo.

Sobreviví al dinero, sobreviví al trabajo,
a los cuerpos hechos a medida para ser esclavos,
sobreviví al tejido adiposo de los amores baratos,
a las primaveras que olían a aceite reciclado,
a las flores de plástico, a la quimio de mi sofá
cuando le diagnosticaron cáncer de pereza,
sobreviví a todas las velas de mis cumpleaños,
al humo de mis cigarros,
al aire que se me cayó de las manos y con él
el agrio sabor a llanto de los que un día perdí.

Sobreviví a mis pañales mojados,
los de niño y los de la vejez,
sobreviví al funeral de mi teléfono callado,
al vudú de las reinas del placer y lo contrario,
a las mañanas de papel mojado,
a las hogueras de la negra inquisición vestida de blanco,
a la polilla de mis versos,
a las letras hechas a martillazos,
a los fantasmas sin sangre,
a las tinajas llenas hasta la boca de silencios,
sobreviví  a los agujeros del cielo
y a los escupitajos del diablo,
sobreviví y después del fin sigo vivo
a pesar de que algunos de dan por muerto.
***
**
*

No hay comentarios: