VIDEOS

Loading...

lunes, 16 de enero de 2017

En Alguna Parte De Sus Muchas Lágrimas


 Los sueños desconfían de la realidad,
y del solsticio de verano cuando alguien le espera con el abrigo puesto,
las aguas de plomo no son aptas para los barcos
y en los mares que son territorio de Tritón
nunca se vieron tumbas en honor a los escotes largos
que intentaron seducir a sus soldados con cantos de sirena.

El brazo del desconsuelo es largo,
casi tanto como los tentáculos del calamar gigante
que con sus enormes ojos fosforescentes pretenden verlo todo,
pero las hadas del agua en las islas Hébridas
son muy celosas con sus canciones
y no permiten que nadie las cante sin su aprobación.

Un anillo de fuego cuelga de la nariz de la Dama de los Fríos,
remolinos de piedra pómez vuelan sobre su cabeza
y en alguna parte de sus muchas lágrimas
resopla la gran ballena blanca,
 ¡ay de aquel que Leviatán clave en su espalda
el arpón de la melancolía por las aguas bravas!,
porque el abismo de las  fosas Marianas
están abiertas de par en par
para todo aquel que siga la tonada de las Bellas Ninfas Acuáticas
que ya Homero citaba en sus vigilias a altas horas de la madrugada
extasiado por el hechizo del mar.
***
**
*




No hay comentarios: