VIDEOS

Loading...

viernes, 11 de noviembre de 2016

Agua Sin Orilla



Ocurre
que no estabas presente cuando las manecillas del infierno
dieron las campanadas de muerte,
ocurre
que las nubes en tu garganta presagian inviernos oscuros,
tristes como el ave nocturna de tus ojos ciegos
y tan negros como las teclas del piano del sepulturero,
ocurre
que la espuma del agua no tiene orilla
donde descargar las aureolas de los mártires que brindaron con sus vasos vacíos
por la victoria de un pueblo condenado a la historia escrita por los vencidos.

Ocurre
que antes de la batalla los caballos relinchan de miedo;
viene el dolor vestido de corazón desangrado,
viene la novia vestida de blanco a bailar el vals de los condenados,
inaugurando un banquete de termómetros con décimas de fiebre
que ni todos los bandidos del mundo merecen,
ocurre
que la tormenta vuela en un abanico de colores,
y viene de nalgas,
con el cordón umbilical alrededor del cuello.

Ocurre
que aún no ha nacido el héroe que nos salve de nosotros mismos
y que las ventanas de espuma con vistas a una luna de plata es solo un sueño,
ocurre
que nuestro grito de guerra se perdió entre la vedeja del león
y las palabras se quemaron en una hoguera en nuestros labios
antes de alcanzar las estrellas, y después  de todo eso, silencio,
calles de noviembre desiertas arrinconadas
en el sótano de una fábrica de pólvora para fuegos artificiales
que nadie se molesto en encender,
eso ocurre, eso acontece, 
que todos los días de la semana son martes y 13.

Ocurre…..

***
**
*






No hay comentarios: