VIDEOS

Loading...

jueves, 14 de julio de 2016

Al Canto Del Gallo

Fui yo quien programó el canto del gallo
para que levantara su voz hasta tres veces
después de que negaras haber roto mi corazón,
yo fui quien levantó el templo de Salomón con sus propias manos
para partir la justicia en dos entre tu mundo y el mío,
quién sino yo fue el que devastó las tierras de Egipto con siete plagas
porque después de 40 años de destierro unos labios resecos
pueden echar de menos la orilla del mar,
también fui yo y no los Sumerios quien trajo la civilización a tu cuerpo ateo
y sembró tu piel con fe y pasión,
¿acaso crees que no sé que en vez de Eva fuiste tú quien mordió la manzana
y cortaste todos los jardines del Edén por puro capricho y desdén?
fui yo quien prendió fuego a la zarpa de Moisés
y grabó en piedra los mandamientos para dar un poco de luz a tus ojos ciegos.

Yo soy el cayado de pastor para la sangre de tu cuerpo
cuando no fluye por el cauce del amor,
el camino de vuelta para el hijo prodigo, ¿no lo ves?
yo soy la conciencia del bien de los invitados a la mesa del placer
que no sólo comen pan para satisfacer su fe.

Soy la última campanada de media noche que mece tu sueño
en el casco vacío de una botella que lanzaste al mar,
soy esa palabra que cuelga de tu lengua
y que por miedo al silencio no quiere caer,
soy el último sorbo de alcohol antes de la resaca del perdón,
pero tú, eres la fragancia de los años perdidos,
la jaula de oro donde canta el corazón del poeta
detrás de las cuerdas vocales  deshilachadas de sus mejores versos,
eres una sombra que al multiplicarla por dos
da como resultado la oscuridad de quien teniéndolo todo a su favor no quiere ver,
por eso tú eres como dicen los demás y yo soy como debo ser.
***
**
*





No hay comentarios: