VIDEOS

Loading...

jueves, 30 de junio de 2016

Para Que Volemos


Si yo fuera gigante
metería en mi mano de acero  los dientes que nos roban el aire
y luego tratan de convencernos de que asistir a misa los domingos
es la única opción para que volemos.

Si yo fuera molino
aplastaría bajo la piedra de mis pensamientos
los silencios culpables de los mandamientos
de todos aquellos que ostentan el poder
y amparan con su sello las violaciones de la noche
condenándonos con ellos a una primavera  sin sueños.

Si yo fuera fuego
abrasaría con mi aliento de dragón los nidos de avispas
en los que se ha convertido los ojos que miran
y solo ven la tierra en la que brota la sangre vacía
llevándose en su cauce de pesadillas
los abrazos de las madres que perdieron a sus hijos.

Si yo fuera cielo
no acogería en mi pecho latido alguno adicto al sufrimiento
por muchas novenas que encargara en honor al santo de su conciencia
para hacer penitencia por sus culpas.

Si yo fuera guerra
me escondería donde nadie me viera
y enterraría muy, muy profundo la violencia
para que nunca nadie hiciera uso de ella.
***
**
*

miércoles, 15 de junio de 2016

De Cubo En Cubo


 


Y ahora, 
la nuez en su concha
y la confitura de betún en conserva
sobre una lápida anónima a la que nadie reza.

Ahora, 
la ruina del salmón que salta de cubo en cubo
remontando con su vida
la corriente entre miradas obscenas que le observan,
la sirena del hangar,
donde se guardan los gritos para la censura a la fe verdadera,
está siendo expoliado
por la curia a sotavento en las siete colinas de Roma.

“Azul es la piel de la nube”,
reza el acólito a golpe de pecho
arrodillado ante una sartén de gachas manchegas,
yo digo que mentir al oído del ocioso es hacer política,
que renovar los votos
y reflotar el delantal escorado a la derecha
es comer al lado de aquel
que anudó su lengua en vez de su corbata, además,
¿quién me salvará de morir ahorcado
por un puñado de beatos parlamentarios
que adoran sus trajes de cuero repujado
en los tiempos del garrote vil?.
***
**
*

domingo, 12 de junio de 2016

Remedio A Evitar


 
                                                           


No lo puedo remediar,
he de decirte dos cosas y no sé por dónde empezar,
suelta a pastar tus ojos de monja estreñida
y calla en voz de tenor aquello que te voy a contar;
No voy a pedirte que pienses, no, podrías hacerte daño,
la fiebre te haría delirar y podrías desear optar
a la bacante en el altar de la ermita del Cuarto Menguante,
sita en la colina de tu mediana edad y desde la cual
opositas a partera oficial de niños probeta.

Eres como el aceite de palma,
materia prima para el pienso de animal,
pero la cosmética actual hace milagros
y con Ferrán Adriá en tu cocina el éxito está asegurado,
dale al fuelle y aviva el fuego, no desesperes,
que la cincha de los bueyes de la carroza de los Reyes de Oriente
aprietan tu corsé y parece que no puedes respirar,

Ahora recuerdo aquello de lo que nos quería prevenir aquella urraca
que sobrevolaba los campos con suave tintineo
de cascabeles y relinchar de caballos,
cuando en la distancia se oía acercase despacio el tren
entre una mezcla de chirrido de cerrojo y aullidos de lobo
dejándome ver tu rostro tras la cortina del vagón de cola,
aquella urraca era el presagio de tu desnudez
que poco tiempo después
sería un serial de tercera en las redes sociales de Internet.



sábado, 11 de junio de 2016

Se Visten De Nubes




La música abraza mis fuerzas
y mis pies se elevan hasta tocar el aire
allí en la misma cumbre donde nacen las estrellas
y se libra una batalla abierta entre la noche y el día,
las almas aburridas han huido y aquí sólo quedan
algunas sinfonías en honor al silencio que nadie escucha,
cuerpos sin piel se visten de nubes
y burbujas de miel le roban la energía al aire y vuelan,
de las ramas de saber cuelga la sabiduría
pero aquí los labios de Eva nunca llegaron con su tentación
y por tanto puedo escribir lo que quiera sin temor a la censura.
El día sigue una dieta estricta de placer
y el cielo es un lobo en celo que defiende a muerte a sus crías,
las vidas se ríen de sus pesadillas
y las camas antaño vacías ahora adornan sus márgenes
con árboles frutales y ríos de tinta para escribir poesía.
***
**
*