VIDEOS

Loading...

sábado, 12 de marzo de 2016

El Hambre De Los Muertos

Resultado de imagen de dando vueltas

Los muertos al cementerio y las flores cortadas a su jarrón
para que a los vagabundos del amor
les recuerde la primavera marchita que pasó,
los cojos a su bastón, los fusilados a su paredón,
los ciegos a su noche perpetua
y los que no lo son pero que tampoco ven, a su maldición,
el pecador a su condición, el confesor a sus labores,
los lutos a su duelo, que para eso tenemos plañideras a sueldo
que lloran por horas como el mejor,
las estrellas a su cielo, los demonios a su infierno,
los poemas a sus versos y  los acordes a su canción,
los adictos a la tristeza seguir redactando su testamento,
que para estos no tengo renglón,
porque las plumas de gallina son de  vuelo corto;
los hay de memoria del pez
que aprenden a sonreír aunque les duela por dentro,
maestros en el arte del disimulo como el maniquí
que sólo está ahí como ejemplo de lo que está muerto.
El agua del río a su corriente,
las nubes a verter su lluvia sobre las fuentes
para que las mareas del mar puedan subir y bajar,
las ideas a sus cabezas, menos a las de algunos,
que además de serrín no hay mucho más dentro de ellas,
las balas a sus guerras y las fábricas de armas a ganarse el sueldo con ellas,
que no queda  tabaco para las pipas de la paz,
el hambre a sus bocas desiertas, los mercados a sus apuestas,
los políticos a repartir las ganancias,
las beatas a su peana y las putas a su burdel,
aquí al parecer da igual que se hagan las cosas mal o bien,
porque lo único que cuenta es perpetuarse en el poder, ¿a costa de quién?
pero mire usted, para agua y lágrimas ya están los canales de Venecia,
que aunque no tienen aceras son muy apropiados para un paseo romántico
entre el gobierno y la oposición.
***
**
*



No hay comentarios: