VIDEOS

Loading...

lunes, 14 de diciembre de 2015

100 Latigazos y Tres Años De Destierro

Catalina Sánchez
-La Bruja De Toledo-
Hace muchos años, había mujeres y hombres que se adentraron en el lado oscuro de la realidad,
 la brujería, la hechicería, algunos incluso decían que habían hecho un pacto con el maligno. 
Cuenta la leyenda negra................



En una calle asfaltada con besos de hada
vivía un bruja con diadema de plumas de ángel
y que acostumbrada  a robar agua bendita en la Iglesia de San Andrés
no le asustaba nada y no le importaban las maldiciones
que por sus macabros rituales le pudieran caer,
de su boca colgaban ristras de besos resplandecientes como luceros
que ella guardaba para el verdugo de sus cien años de cautiverio
y le arrancara de su pecho el puñal de un narcisismo
que le incapacitaba para gozar de los placeres del amor.

Catalina, que no es su nombre verdadero y ella sabe la razón,
 invocaba al cielo con enormes bloques de palabras
y bellas oraciones hechas a medida para su boca de algodón,
pero su dios no le escuchaba, el tiempo pasaba,
y entre cada vez más frecuentes arrobamientos  místicos
que en realidad eran exorcismos  pero que ella disimulaba a la perfección,
aprendió  a odiar todo aquello que marchitara su bella piel de melocotón.

Sus ojos se secaron de tanto mirar a la nada,
Catalina se quedó hasta sin sombra por falta de luz,
y en una noche de insomnio llena de dolores y padecimientos
arremetió con toda su locura
contra los altares que un día levantara en honor al dios del amor
y con ojos inyectados en sangre
lo degolló con el filo de su odio y desesperación.
***
**
*




No hay comentarios: