VIDEOS

Loading...

jueves, 12 de noviembre de 2015

Ciudad Dormitorio


De las herraduras de la suerte
escogí la que tenía rotas sus vestiduras
y pasé toda la noche en negro
con los ojos abiertos en vigilia en la catedral del mar,
rechinando los dientes de miedo
y de rodillas ante el silencio pero sin cerrar la boca
lacerando mi espalda con azotes de arrepentimiento
para dejar de oír la voz que me quería vender su cielo
dentro de una urna llena de metralla
y colillas recogidas en las playas del litoral.

Me puse el mundo por montera
y con el Vaticano como ciudad dormitorio
me calcé mis ideas con plantillas de mármol
y metí mis ahorros sin declarar en el fondo del clan familiar,
donde su patriarca proclama
que el amor a su tierra le hace honrado
y ni el llanto de San Pedro podrá declararle culpable
porque es pensionista del mediterráneo. 

Caso cerrado,
los hijos del presidente no tienen prisa para desayunar,
en la costa brava naufraga el falso mito que aseguraba
que todos los políticos calvos van al cielo,
por aquí no pasa eso,
 y este año me da que los reyes magos no pasarán
por los alrededores de la diagonal.
***
**
*


 ¿corrupción? no, gracias

No hay comentarios: