VIDEOS

Loading...

domingo, 29 de noviembre de 2015

Ley Seca

***
*
*
Voté por la independencia
y me fui a celebrar mi entierro
levantando mi copa de cava bien alto
aupada por mi orgullo mediterráneo,
pero me encontré todos los bares cerrados
y en la puerta un cartel que rezaba;
“Cerrado por falta de clientela,
todos se fueron y ahora están al otro lado de la frontera”,
así que me vi sólo en mitad de la calle
con un vaso vacío en la mano brindando por mi fracaso
porque nadie me avisó
que el nuevo gobierno había decretado la ley seca.
***
**
*

Cimientos


***
**
*
El tiempo es ilimitado,
pero los dedos que tenemos para contarlo no lo son,
construimos castillos de arena
sobre cimientos hechos de viento,
nos gusta soñar que somos eternos
pero cuando despertamos
nos encontramos las mariposas de nuestro pensamiento
llorando por los pétalos marchitos de nuestros deseos
enterradas bajo una losa de cielo
que no pudo soportar el peso de nuestros sueños.
***



viernes, 27 de noviembre de 2015

Cosmos

Último tren a Silmelaria


Con el Cosmos en el bolsillo
y las palabras como estrellas fugaces en mi voz,
cogí el último tren con destino a Silmelaria,
con el valor de gigantes cuánticos sobre el hombro
y vacíos cósmicos en formación,
emprendí este camino cuando comprendí
que los mitos griegos habían caído
y en el Olimpo sólo quedaban algunos restos
del último dios antes de apuntarse a las listas del paro.

Todo el espacio abracé en un suspiro,
su tamaño infinito ha encogido
hasta reducirse al grito de Tarzán,
ahora un año luz dura lo que una chispa en la fragua de Vulcano
y una agujero negro es un descosido en la blusa de Amaterasu,
que pasa por ser la diosa del equinoccio de invierno,
o tal vez del solsticio de verano.

Amanece en Marte,
el canto del gallo me trae en su canto
la nostalgia por lo seres queridos que ocultos tras sus pañuelos en llanto
esperan mi regreso tras la estela del cometa Halley,
en el aire vuelan todas las palabras del abecedario
y hasta que no formen mi nombre en trazos de mil años
seguiré bajo el influjo de la órbita de Plutón.

 ***
**
*



martes, 24 de noviembre de 2015

Los Besos Que Anidaron En Nuestros Labios


Me despedí de tus ojos
con la apuesta por mi parte  de que nunca volvería a buscarte,
hice a la distancia mi aliada y al olvido mi refugio,
por el camino dejé abandonados tus recuerdos a su suerte
poniendo todo mi empeño en borrar mis huellas,
cada gota de silencio la hice mía,
en cada grito de agonía puse una semilla de alegría
y rellené su vaso medio vació por algo semejante a una nueva vida
para convencer a mi corazón que era posible vivir sin ti.

Me fui en silencio y sin abrigo para la noche fría
buscando oasis de amor donde poder aliviar el dolor de mi pecho herido
bajo un cielo reseco que se resquebrajaba bajo mis pasos inciertos,
como un obrero de la ilusión que trabaja sin sueldo
y que no por eso deja de lado su labor,
como un palabra perdida añorando el hogar de su verso,
como un prisionero de su pasado buscando el antídoto de su veneno,
como los rayos del sol que llegan dando tumbos
para envolver al día con su caparazón de luz.

Así me alejé de ti, con la vejez a punto de caer sobre mí
y con la certeza de que el tiempo no duraría lo suficiente
como para reclamar de nuevo tu mirada,
así fue como se perdieron en la espesura del vacío
todos los pétalos de rosa que compartimos
y se quedaron sin cielo
los rezos que antaño anidaron en nuestros labios.
***
**
*






martes, 17 de noviembre de 2015

El Festín De La Felicidad



 Las raíces del día se sacuden su sopor
y entre retorcidos rayos de luz se desperezan los caminos,
se vacían los labios de besos viejos para recibir otros nuevos
y las estrellas enmudecen para dar paso a la luz del sol,
los dedos invisibles del destino empiezan a esculpir en el aire
las formas ondulantes de sonrisas sin principio ni fin
que como aves migratorias buscan el festín de la felicidad,
el suelo se agrieta bajo mis pies
y sobre el aliento robado  a la llama de una vela a punto de consumirse
levanto los cimientos de la poderosa belleza de un nuevo día por vivir.

Empieza a latir mi corazón entre gotas de lluvia y fuego,
bajo el hechizo mágico del tiempo
el esqueleto del silencio se empieza a recubrir de pensamientos,
de canciones rituales en honor a la palabra y al amor,
y yo soy el primero en levantar mi voz
para alistarme en esta guerra por la paz que se avecina
llena de razones para no quedarse quieto
y luchar con todas nuestras fuerzas por estar despiertos.

Ya se retiran los ecos de la noche,
apenas se oyen los gemidos de las sombras
y a través de la alegría con que sonríen las ventanas
se intuye la elegancia de los colores en los balcones,
pronto se quedará sin razones el miedo
y los limites que atenazan nuestras fuerzas
serán superados por la ganas de alcanzar las estrellas.
 ***
**
*


Podrán romper la partitura pero la música seguirá sonando.

sábado, 14 de noviembre de 2015

A Las Afueras Del Cielo



Amanece un día limpio y claro,
pero bajo un cielo apacible y sereno
se puede esconder todo un infierno
tras el disfraz de un día normal.

Con el brío de una tormenta en el paladar
y el frío de todos los inviernos en la piel,
el Rey extranjero suspira por la pócima secreta
que le de fuerza sobrenatural ante sus enemigos,
la noche se eleva alimentada por  la oscuridad
mientras que debajo de la alfombra
entierro las estrellas muertas  bajo los acordes de guerra,
en los pliegues del corazón Godo  escondo los restos de mi voz,
aquella  con la que afilaba mis fuerzas
y las enfrentaba a los sortilegios del amor,
pero mis besos naufragaron en una isla sin tesoros que buscar
y la botella con mi mensaje de salvación se hundió en el fondo del mar.

En las orillas del Tajo
vuelan las cenizas de las miradas sacrificadas
en aras de un ideal rebozado con sulfuro de sodio y azufre
solo apto para paladares sin conciencia,
las esperanzas entrecortadas
van a desembocar al último capítulo de nuestras vidas,
la que este nefasto día ahogará en gemidos de dolor
violando su belleza marchita en el pecho de las sombras.

Ahora sólo me queda entonar el último adiós,
cantar una misa de réquiem cuando muera  la luna
y enterrar mi boca inmóvil en una tumba de silencio,
justo al final del camino, a las afueras del cielo,
donde deambulan las almas que nunca han de morir
porque nunca nacieron.
***
**
*
EL HECHICERO DE BÚ









jueves, 12 de noviembre de 2015

Ciudad Dormitorio


De las herraduras de la suerte
escogí la que tenía rotas sus vestiduras
y pasé toda la noche en negro
con los ojos abiertos en vigilia en la catedral del mar,
rechinando los dientes de miedo
y de rodillas ante el silencio pero sin cerrar la boca
lacerando mi espalda con azotes de arrepentimiento
para dejar de oír la voz que me quería vender su cielo
dentro de una urna llena de metralla
y colillas recogidas en las playas del litoral.

Me puse el mundo por montera
y con el Vaticano como ciudad dormitorio
me calcé mis ideas con plantillas de mármol
y metí mis ahorros sin declarar en el fondo del clan familiar,
donde su patriarca proclama
que el amor a su tierra le hace honrado
y ni el llanto de San Pedro podrá declararle culpable
porque es pensionista del mediterráneo. 

Caso cerrado,
los hijos del presidente no tienen prisa para desayunar,
en la costa brava naufraga el falso mito que aseguraba
que todos los políticos calvos van al cielo,
por aquí no pasa eso,
 y este año me da que los reyes magos no pasarán
por los alrededores de la diagonal.
***
**
*


 ¿corrupción? no, gracias

miércoles, 11 de noviembre de 2015

Lágrimas Al Sol



La vida no se puede fotocopiar,
siempre es original, vivir es un tesoro escondido
que cada mañana nos espera al despertar con una historia nueva que contar,
las nubes no son de mármol,
sus gotas riegan  la tierra con estrofas que cantan a la eternidad
con el futuro siempre por delante y nunca da un paso atrás.

Ninguna parte es ningún sitio
 y ese es el lugar del vacío que quieren rellenar con palabras de fuego
los que besan los labios del miedo arrodillados ante su soledad,
sin vecinos, sin amigos, solos en un cuartucho sin ventanas
porque no tienen a dónde mirar,
comiendo gritos que son imposibles de digerir,
envolviendo en olvido las palabras que un día dijeron
y limando el aire con su pensamiento
para que ni el recuerdo les haga daño al respirar.

Y aquí, solo y tan arropado de silencio,
de repente entra por un agujero del tiempo
una gaviota portando en su vuelo el aroma del mar,
y al romper las olas contra mi pecho herido
caen rendidos al suelo los últimos pétalos de tiempo
arrastrando tras de sí el azul del cielo que robaron sin piedad
dejando en su lugar un oscuro vacío
llorando por lo que pudo ser un sueño
y todo quedó en un tendedero de lágrimas al sol.
 ***
**
*


Porque la violencia de genero y el maltrato infantil
sean un mal recuerdo. 

jueves, 5 de noviembre de 2015

Lengua Extraña En Mi Tierra



A la hora señalada salió el sol por la costa,
los perdones en las iglesias se pusieron en marcha
y los encargados del gobierno de lengua extraña en mi tierra
han empezado  su guerra,
sin receta van pegando pasquines por las paredes
y con su boca llena de lágrimas
vitorean la independencia en una playa nudista
a la vista de la vergüenza de todos los que no queremos mirar.

Con su gallardía  mediterránea calada hasta las cejas
y su sobrada hombría colgando de su entrepierna,
van llenado de luto los amaneceres
a medida que van proclamando sus leyes
y dejando la silla del futuro vacía.

Un soplo de angustia recorre las calles
cuando la llama hueca de un mal sueño
se lleva por delante las ilusiones de todo un pueblo
y ve como las huellas de su glorioso pasado
se van  diluyendo en la hoguera
que arde en el pecho de unos cuantos empecinados
en desalar el mar cuando todos lo damos por bien salado.

lunes, 2 de noviembre de 2015

Fondo De Armario



Tengo de fondo de armario
 unos pies nuevos con los que doy largos paseos por el más allá,
con ellos, más que andar vuelo,
y en lugar de viento
sólo necesito mis sueños para volar.

Tengo dos manos que rebosan cielo,
las nubes se deslizan entre mis dedos
como el agua bendita entre las palabras del arrepentido,
solo aplauden a lo bien hecho,
y cuando no estoy allí para verlo,
simplemente callan y guardan un prudente silencio
hasta la llegada de mejores tiempos.

Tengo dos ojos como dos luceros
que son tijeras para la oscuridad,
y un corazón a estreno colgado en el perchero
que nunca fue amigo de duelos,
nunca me di a la bebida por un desengaño
porque si no soy digno de los besos de la Reina
que el enterrador sigan escarbando el suelo,
de seguro que no encontrarán ningún lamento
por muchas ganas que pongan en el intento.
***
**
*