VIDEOS

Loading...

miércoles, 16 de septiembre de 2015

Velas Ateas




Después de morir vuelvo a mis escritos,
a derramar sobre el papel mis latidos
y a sentir de nuevo en mis sentidos
cómo es la vida sin estar detrás de la reja del silencio,
porque quiero dejar constancia
que no soy un número al final de una cuenta.

Quiero que el aire encuentre siempre abierta
 la puerta a mis pulmones,
y que mis fuerzas no se intimiden ante lo imposible,
que la luna sea reina de mis noches
y la verdad se presente ante mí sin maquillaje,
sin promesas adornando una belleza inalcanzable
ni velas que no creen en los altares en los que rezan.

Que mis pies alumbren el paisaje,
que lo perfecto con lo que sueño siga durmiendo
en los pinceles de la fantasía
y mientras no haya un cielo apropiado para ello
que siga ardiendo el fuego en la chimenea
para dar cobijo en ella
a las razones que tiene la vida para  mantenerme vivo.
***
**
*






3 comentarios:

Yayone Guereta dijo...

Precioso, Raúl. En las acuarelas de la ilusión y la fantasía seguiremos escribiendo mientras esta vida alimente sentimientos y emociones para sentirnos vivos.
Un saludo ;)

Raúl Lázaro Manzano dijo...

Gracias,que las letras estén siempre vivas en el corazón. Un saludo

Marinel dijo...

La vida tiene muchas razones para hacernos seguir aferrados a ella.
Un abrazo.