VIDEOS

Loading...

lunes, 10 de agosto de 2015

El Rey De Cristal

HAMBRE Y MISERIA SOBRE LA BAHÍA DEL SENA


Un día de San Crispín
cuando el cielo escupía hacía más de cien años
su espesa niebla del Medievo sobre los fieros soldados
y la lluvia había convertido los campos en un barrizal,
el hambre y la miseria desembarcaron en la bahía del Sena
para reclamar sus derechos dinásticos sobre aquellas tierras,
una guerra de suicidas estaban a punto de estallar
mientras que en los infiernos todo se preparaba para una buena merienda.

Los diestros arqueros del rey preparan sus flechas
hechas a base de una aleación especial de odio y gangrena
para infectar de muerte las ingles y axilas de los fieros guerreros franceses,
pobres diablos, condenados de antemano
por una excesiva carga de plomo sobre sus hombros,
las celadas sobre su ojos no son suficiente para alcanzar el cielo
y así, por antojo y capricho del hacha del adversario
los caballeros son derribados de sus caballos por soldados de a pie
para rematar en el suelo los últimos ecos de los rezos
de los prisioneros combatientes.

La victoria del débil sobre el fuerte
no es solo cuestión de suerte o estrategia,
hace falta que la muerte se embriague con el aroma de la guerra
y suelte los fantasmas de la derrota sobre quien no se la espera,
solo así se pudo escribir una página de la historia
sobre el exterminio de la tropa de de un rey que se creía de cristal.

***
**
*
La batalla Agincourt fue una inesperada victoria que las fuerzas inglesas lograron sobre las tropas francesas en el otoño de 1415 en esta población del norte de Francia, en el transcurso de la guerra de los Cien Años. Azincourt fue un hito clave de ese larguísimo conflicto, que dio inicio a una nueva fase del mismo, en que los ingleses se apoderaron de media Francia. Superados en número (sextuplicados, según algunas fuentes), los soldados de Enrique V de Inglaterra pretendían restaurar los derechos de su rey sobre los territorios que su corona poseía en Francia.





No hay comentarios: