VIDEOS

Loading...

sábado, 9 de diciembre de 2017

Hombres y Barcos


Por todas partes levantamos altares a dioses
a los cuales colgamos un cencerro al cuello
para no perder su rastro,
con hermosas palabras los adornamos,
los tomamos como ejemplo para nuestras vidas
y así perdonar los pecados de los otros
cuando no tenemos el antídoto para nuestro propio veneno,
las victorias de algunos son una flauta mágica para nosotros,
pensamos que deberíamos ser como ellos
y seguir  sus pasos para ser felices, craso error,
no es alegría todo lo que parece,
uno pone en su escaparate aquello de lo carece,
aún así hay quien sabe venderse
y vende ermitas como si fueran catedrales
y limones ácidos con piel de albaricoque,
somos estatuas en el parque que el aire corroe
y necesitamos dioses que nos alivien los dolores,
somos hombres y no barcos
por eso no flotamos cuando el río de la vida se queda sin cauce.
***
**
*

martes, 5 de diciembre de 2017

El Día De Martes


El día de martes ha atravesado el aire como un rayo,
con una lujuria de diamantes encerrado en el cemento
bajo un edredón de invierno pintando de blanco y negro
las hormonas de los semáforos,
ninguno de ellos me ha dado el visto bueno para cruzar la calle,
me he visto obligado a transitar entre licores y borrachos
evitando los geranios que caían de los balcones,
las luces navideñas ya vuelan como pájaros de mármol
y diciembre pasa retozando por la puerta de mi casa
como luciérnagas que se encienden,
los naipes duermen en el fondo de la baraja
tratando de saber a quién le sonreirá la suerte.
***
**
*

lunes, 4 de diciembre de 2017

Hice Cuanto Pude



Hice todo cuanto pude, todo,
taponé con mis propias manos
las filtraciones de tiempo que tenía aquel sábado,
pero no pude impedir que el goteo constante de segundos
acabaran por convertir una plácida tarde de domingo
en una tormentosa mañana de lunes
pesada como el barro.

*

Me pregunto si hay algún lunes elevado a los altares,
lo dudo mucho, al menos éste en el que escribo me da que no,
no veo sotanas negras ni monaguillos,
tan solo el humo de unas velas adorando al fin de semana que pasó
dejando tras de sí un rastro de corazones heridos,
un amplio abanico de propuestas de felicidad que no se han cumplido,
y es que diciembre pone a cada uno en su sitio,
los cánticos y plegarias de las gargantas buscando  placer y bienestar
no alcanzan las octavas necesarias
 para remontar las murallas del aburrimiento
y al final los fantasmas de la soledad vuelven a colgar
de los techos de habitaciones demacradas y vacías,
el día escuece como el cuello del ahorcado
y en los platos quedan los restos enmohecidos
de un menú de sueños de libro sin apenas probar.
***
**
*

jueves, 23 de noviembre de 2017

Venenos Sin Dolor



Las llaves que saben abrir puertas nunca lloran ni se quejan,
las bocas que hablan lenguas extranjeras no temen al silencio
y las trompetas que anuncian las victorias no cuentan los muertos,
alguien que sueña no está ni dormido ni despierto,
como las ruedas de las bicicletas,
que  siempre están en movimiento aunque nadie las mueva,
hay fuentes que nunca se secan,
tesoros escondidos que nadie encuentra,
colchones de hierba donde duerme la primavera
y mañanas tan acostumbradas a madrugar
que no hace falta que nadie las despierte para trabajar,
hay suertes que no necesitan talismán,
barcos que flotan debajo del agua,
ahoras sin final y futuros que nunca llegan,
sonrisas de bisturí, miradas de porcelana,
verbos imposibles de conjugar
y medicinas que no curan ningún mal.

Y qué decir de la soledad de la mujer perfecta,
siempre bajo el fuego de la lluvia esperando su jugada maestra,
hay quien esconde su hambre debajo del mantel
mientras vende a precio de saldo su dentadura postiza,
nadie quiere pasear con los pies descalzos
sobre las ascuas de un amor en quiebra
pero todos los vuelos  tienen que tomar  tierra alguna vez,
hasta los peces tienen sed
y nada como que nos quiten el aire
para que echemos de menos respirar.

El abrazo de los ángeles es cosa de Dios,
el sol oye los gritos de la oscuridad y viene al rescate,
hablo de la noche interior, no solo de la luz del verano,
hablo del tronar de los tambores que convierte en héroes a los cobardes,
de los viajes al más allá sin traspasar los límites del corazón,
prudencia con las oraciones que  pueden hacer realidad nuestros deseos
y poner en pie una fe que nos lleve al infierno,
cuidado con eso, que el veneno de la perdición
puede ser tan dulce como el jarabe para la tos
pero con más efectos secundarios e infinitamente peor.
***
**
*










domingo, 29 de octubre de 2017

La Cara Oculta Del Alma


Me la juego,
encaro este invierno sin paraguas y sin tomar carrerilla
y con tan solo dos trajes en mi maleta,
uno permeable para la magia
y el otro sincronizado con mis cuerdas vocales
para contar todo lo que me pasa,
me apunto al buen gusto por las palabras
y abro mi correo para estar a la última 
de esas bocas que vierten a la calle los vientos que les impulsan,
quiero balancearme en el aire como una realidad distraida
pero que sabe bien lo que hace.

Que me disculpen los que atornillan a su piel las tristezas propias y ajenas
y las pregonan en las crestas de las horas por las que navega el día,
en este sentido seré invisible a los ojos de los que persiguen 
la cara oculta del alma,
mis respetos para todos aquellas mentes apretadas 
que llevan sus ideas ajustadas a su cabeza  
como si fuera el último agujero del cinturón de un carnero,
pero yo no quiero ser un almacén de obras ni palabras
que se conforman con lo que son y con lo que tienen.
***
**
*






martes, 24 de octubre de 2017

Ruido Cañero


Detrás de los percheros se ocultan historias
de tímpanos que reventaron con los aplausos
servidos en mesas con puntillas donde danzaban
las ansias de la  fama por ser protagonista de portadas de revistas,
el ruido cañero que desfoga la gloria se hace irresistible
y se vende a cualquier precio y en exclusiva
la privacidad que a nadie le importa,
con tal de incendiar las bocas con lo nuestro
se admite al diablo como animal de compañía
dando por buena la forma perversa de la angustia
que tritura nuestras entrañas hasta quedar reducidas a papilla,
el destierro de sí mismo es el precio que se paga
por querer ser reflejo en el espejos de otros,
pero no importan las palabras que naufragan en el silencio
aconsejándonos prudencia, 
poco importa el cebo cuando los ríos se han quedado sin agua
y nuestra barca queda varada en el fango del olvido.
***
**
*

jueves, 19 de octubre de 2017

¡Ay que ver!

¡Ay que ver, 
con lo maja que parecía cataluña,
quién la ha visto y quién la ve,
a mi al menos me caía bien,
pero ahora enfrascada como está
en esa lucha agónica por su derecho al suicidio
no me quedan rosarios en las manos para rezar por ella,
y no soy el único, que va,
hay muchos otros pensando en abandonar esta tierra
en busca de otras donde las libertades de todos
no esté en el capricho de unos pocos.
***
**
*